skip to Main Content
Llámenos 800-359-5690 para una consulta GRATUITA

El comienzo de otro año escolar está a la vuelta de la esquina. Las escuelas están abriendo sus puertas y dando la bienvenida a los niños para el año escolar académico 2021- 2022.  Con esto en mente, una conversación sobre la importancia de la seguridad cuando se viaja a la escuela debe estar al principio de la lista de tareas pendientes. Ya sea que esta sea la primera vez que su hijo llegue a la escuela por su cuenta o una repetición de lo anterior, discutir la importancia de la seguridad peatonal con sus hijos los mantendrá seguros.

La seguridad peatonal para niños no se limita a los niños que caminan hacia y desde la escuela. Entre el 2006 y 2015, 301 niños de edad escolar fallecieron en accidentes trágicos relacionados con el transporte escolar. Dicho esto, hay varios métodos que los niños utilizan para ir y volver de la escuela, lo que requiere una discusión sobre la seguridad de los peatones con un adulto.

Transporte por autobús escolar

Aunque la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) informa que los autobuses escolares son la forma más segura de transporte para los niños de la escuela, hay peligros cuando los niños se suben y bajan del autobús. De hecho, los accidentes en el autobús escolar representan más de dos tercios de los peatones infantiles que resultan fatalmente heridos cada año. Para reducir estos riesgos, enséñele a su hijo los siguientes consejos:

  • Párese a cinco pasos gigantes de la acera mientras espera que llegue el autobús.
  • Siempre espere a que el autobús pare, las puertas se abran y el conductor del autobús le diga cuándo es seguro montarse.
  • Salga del autobús cuando para, mire a la izquierda, a la derecha, a la izquierda, y tome cinco pasos para alejarse del autobús hacia la acera.
  • Nunca camine detrás del autobús.
  • Antes de cruzar, asegúrese de que el conductor del autobús pueda verlo y que usted pueda ver al conductor del autobús. Espere una señal del conductor del autobús antes de cruzar la calle.

Bicicletas, patinetes y monopatín

Algunos niños prefieren viajar a la escuela en bicicleta, patinete o monopatín. Pero, los niños en edad escolar no han desarrollado completamente su percepción de profundidad, distancia y velocidad, o su vista y audición. Necesitan instrucciones claras y específicas sobre el tráfico. Los niños que andan en bicicleta, en patineta o en monopatín deben comprender las leyes básicas de tránsito, tener el control de su bicicleta y recordar lo siguiente:

  • Use un casco correctamente ajustado cada vez que vaya a pasear en bicicleta, patinetes o monopatín.
  • Siga todas las señales de tráfico y conduzca en la misma dirección que el tráfico.
  • Permanezca en el carril bici siempre que sea posible.
  • Use la acera de manera apropiada y esté atento a otros peatones.
  • No debe de usar aparatos electrónicos cuando pasea en bicicleta, patinetes o monopatín porque son una distracción peligrosa.
  • Conozca el significado de los signos y símbolos y siempre sígalos.

Caminando a la escuela 

No asuma que los conceptos básicos son demasiado básicos para una explicación. Todos los días, 44 niños son atropellados por un automóvil mientras caminan en los Estados Unidos. Algunas medidas preventivas de seguridad de los peatones pueden parecerle de sentido común a un adulto, pero los niños necesitan recordatorios. La capacidad de ver y mantenerse alejado de los objetos que se aproximan es una habilidad fundamental. Los niños menores de 10 años deben cruzar la calle con un adulto. Cada niño es diferente, pero en términos de desarrollo, la mayoría de los niños no pueden juzgar la velocidad y la distancia de los autos que se aproximan hasta la edad de 10 años. Si su hijo va a caminar a la escuela, comunique los siguientes recordatorios de seguridad. Tómese el tiempo adicional para explicar la importancia de seguir estos consejos.

  • Hable con sus hijos sobre mirar a la izquierda, derecha e izquierda otra vez antes de cruzar la calle. Recuérdeles que sigan mirando hasta que crucen con seguridad.
  • Si ve que un auto viene, espere en la acera hasta que pase.
  • Camina por la acera. Si no hay una acera, camine al borde de la calle de cara al tráfico.
  • Cuando va caminando cerca del tráfico no es el momento para jugar. Enfoque cuando camina cerca del tráfico.
  • Use los cruces peatonales para cruzar la calle cuando estén disponibles.
  • Si ve un caro estacionado donde va a cruzar, asegúrese de que el caro no esta encendido. Si esta encendido, podrían salir en reversa sin mirar.

Los cruces peatonales no significan que es 100% seguro cruzar la calle. Antes de cruzar en un cruce de peatones, deténgase en el bordillo y mire a la izquierda, luego a la derecha y luego a la izquierda otra vez. Cuando no vengan vehículos, cruce y siga mirando hacia la izquierda y hacia la derecha para ver si hay autos.

¿Mi hijo necesita usar una máscarilla mientras camina o viaja en bicicleta hacia y desde la escuela?

El hecho de que su hijo tenga o no que usar una máscarilla probablemente dependerá de las ordenanzas estatales o locales que rigen el asunto. Muchas localidades tienen requisitos de edad sobre si se debe exigir o no que un niño menor de cierta edad use una máscara.

Según la Clínica Cleveland, cuando estás afuera “[si] es poco probable que estés cerca de alguien o tengas la opción de mantener una distancia segura de cualquier persona con la que te encuentres, entonces probablemente no sea necesaria una máscara, pero tener una práctico es una buena idea por si acaso.” En otras palabras, si su hijo va a caminar a la escuela en un grupo grande o con otros niños que no son miembros de su hogar, probablemente debería usar una máscarilla. El uso de mascarillas ayuda a evitar que los gérmenes se propaguen fácilmente, pero no necesariamente previenen la propagación por completo.

En última instancia, si su hijo usa o no una máscara al aire libre mientras se desplaza a la escuela, depende de usted, su hijo y la guía local de su estado, condado o ciudad.

Adolescentes y la conducción

Para algunos adolescentes en la escuela secundaria, el año escolar podría significar recoger amigos para ir a la escuela y salir juntos para pasar el rato después de la escuela. Como padres, es importante tener en cuenta que los adolescentes son el grupo de edad que se reporta más frecuentemente como distraído en el momento de un accidente fatal. Si su adolescente tiene privilegios de conducir, hable con ellos sobre cuán serio es que conduzcan de manera segura y que dejen el teléfono celular fuera de la vista. Su vida, la vida de un compañero de clase o un peatón podría depender de ello.

Viajar a la escuela distraído

Todos hemos escuchado el término conducción distraída. El peligro de las distracciones no se limita a quienes están detrás del volante. Cargar o descargar el autobús, andar en bicicleta, patineta o monopatín o caminar mientras su vista esté hacia un teléfono, iPad u otra distracción es extremadamente peligroso. En la edad moderna de hoy, es común que los niños tengan teléfonos celulares a edades muy tempranas. Tal entretenimiento impide que el niño se mantenga alerta y consciente de su entorno. Esto se convierte en un problema que podría llevar a una tragedia si el niño no presta atención cerca del tráfico. Es posible que no escuchen que se acerque un automóvil o que se dirijan hacia el tráfico que se aproxima sin tiempo suficiente para que el conductor se dé cuenta de que hay un niño en su camino. Enseñe a sus hijos a poner teléfonos, auriculares y cualquier otro tipo de distracción guardado mientras se dirigen a la escuela; es posible que necesite un poco de refuerzo cuando se trata de adolescentes.

La seguridad peatonal para niños puede ser divertida

Hablar con sus hijos siempre es un buen comienzo. Sin embargo, hablar y solo hablar puede no ser tan efectivo como usted esperaría. Se necesita tiempo y práctica para que un niño retenga información.

Puede hacer que el aprendizaje sea memorable enseñando a través de la experiencia práctica para aumentar la retención y desarrollar habilidades que son habilidades de la vida real. Por ejemplo, juegue un juego similar a la memoria con tarjetas que ponga a prueba su conocimiento de las señales de tráfico. Además, camine la ruta de la escuela con su hijo para que se familiarice con la ruta cuando sea el momento de caminar solo. Esto también le dará la tranquilidad de saber que su hijo sabe dónde y cómo cruzar la calle. El objetivo es asegurarse de que su hijo comprenda la seguridad de los peatones. Esto incluye reglas básicas de seguridad, la capacidad de identificar señales de tráfico y comprender cómo comportarse de manera segura y responsable en el tráfico.

Consejos de seguridad para conductores

La desafortunada realidad es que muchas veces, los niños se lesionan al ir y venir de la escuela debido a la negligencia y el descuido de los conductores en las carreteras. Como padres, hacemos nuestra parte para asegurarnos de que el viaje de nuestros hijos hacia y desde la escuela sea seguro. Pero como conductores, también tenemos la responsabilidad de reducir la cantidad de accidentes que involucran a peatones de edad escolar.

  • Antes de alejarse de su camino de entrada o garaje, observe si hay niños en el vecindario caminando o en bicicleta a la escuela.
  • Cuando maneje en zonas escolares, observe a los jóvenes que posiblemente no hayan tenido la discusión de seguridad con sus padres. Los niños tienden a entrar y salir de la calle.
  • Ve más despacio. Es posible que tenga prisa para llegar a tiempo a su trabajo. Pero, si ocurre una tragedia, tendrás problemas más grandes de los que preocuparte.
  • Esté alerta cerca de las zonas escolares ya que los niños pueden estar jugando en su viaje a la escuela o mientras esperan el autobús.

Aprenda y obedezca las leyes de autobuses escolares en su estado, que incluyen:

  • Luces amarillas intermitentes: el autobús escolar se está preparando para detenerse para cargar o descargar niños. El automovilista debe reducir la velocidad y prepararse para detenerse por completo.
  • Luces rojas intermitentes: Indica que el autobús se ha detenido para permitir que los niños suban o salgan del autobús. Muchas leyes estatales exigen que los automovilistas se detengan por completo y esperen a que se apaguen las luces rojas intermitentes y el letrero de alto extendido antes de reanudar la conducción. Para asegurarse de conducir lo más seguro posible alrededor de un autobús escolar, es mejor esperar hasta que el autobús comience a moverse antes de volver a pisar el acelerador.

Cómo puede ayudar The Carlson Law Firm

En un momento en que eres vulnerable, traumatizado y agotado emocionalmente, necesitas un equipo que te respalde a través del proceso complejo. Aquí en The Carlson Law Firm, hemos dedicado décadas a proteger los derechos y el futuro de las víctimas de lesiones personales y sus familias durante más de 40 años. Entendemos que las lesiones graves causan daño a familias enteras. Un abogado con experiencia en accidentes peatonales tiene las habilidades para buscar una compensación máxima en su nombre. Si su hijo o un ser querido resultó herido como peatón debido a la negligencia de otro, queremos ayudarlo. Contáctenos hoy para analizar su situación y explorar sus opciones legales durante una consulta gratuita.
¡Encuentra una oficina de Carlson Law Firm cerca de mí!

Consulta gratis: 866-243-8392

Volver Arriba