skip to Main Content
Llámenos 800-359-5690 para una consulta GRATUITA

Millones de nosotros estamos expuestos a materiales en nuestro lugar de trabajo que podrían ser peligrosos para nuestra salud y seguridad sin un manejo adecuado. La exposición a productos químicos en el lugar de trabajo puede causar daños que van desde irritaciones leves hasta cáncer e incluso la muerte. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que más de 13 millones de trabajadores en los Estados Unidos están potencialmente expuestos a productos químicos que pueden ser absorbidos a través de la piel.
Todos los empleados tienen derecho a condiciones de trabajo seguras y saludables. La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) emite directrices y reglamentos a los empleadores, con el propósito de proteger a los trabajadores de la exposición tóxica en el trabajo.

 Los riesgos comunes de exposición química incluyen:

Aluminio
Asbesto
Benceno
Plomo
Mercurio
Petróleo
Pesticidas
Sílice
Ácidos

Estos y otros productos químicos amenazantes pueden estar presentes en todas partes, desde hospitales y restaurantes hasta sitios de construcción y otros lugares fuera del campo.

¿Cómo los productos químicos entran al cuerpo?

Los productos químicos pueden ingresar al cuerpo a través de cuatro rutas principales.

Inhalación (respiración): La forma más común en que los químicos del lugar de trabajo ingresan al cuerpo.
Contacto con la piel: Algunos productos químicos por contacto directo o indirecto pueden hacer daños a la piel o atravesar la piel y llegar al torrente sanguíneo.
Ingestión: Los productos químicos en el lugar de trabajo pueden ingerirse accidentalmente si contaminan alimentos, bebidas o incluso cigarrillos.
Inyección: La inyección puede ocurrir cuando un objeto punzante como una aguja perfora la piel e inyecta un químico directamente en el torrente sanguíneo.

Una vez que el químico ha ingresado al cuerpo, puede ser distribuido a cualquier parte del cuerpo por el torrente sanguíneo. Independientemente de la forma en que el producto químico ingrese al cuerpo, puede atacar y causar daño a cualquier órgano.

Efectos de los productos químicos en el cuerpo

Parte de la exposición a productos químicos pueden ocasionar lesiones inmediatas, como quemaduras químicas, mientras que la exposición también puede afectar al paso del tiempo. Si se repite a lo largo de los años de empleo, incluso exposiciones químicas relativamente menores pueden llevar a condiciones médicas que cambian la vida.

Tipos de químicos en el lugar de trabajo

Carcinógeno: Un químico que potencialmente puede causar cáncer, por ejemplo, el amianto.
Corrosivo: Un químico que causa destrucción visible, alteraciones irreversibles, por ejemplo, ácido clorhídrico.
Irritante: Un químico que no es corrosivo y que causa efectos inflamatorios reversibles en el tejido vivo en el sitio de contacto, por ejemplo, solventes fuertes.
Mutágeno: Una sustancia química que daña los cromosomas, por ejemplo, el benceno.
Sensibilizador: un químico que causará una reacción alérgica en una cantidad sustancial de personas expuestas, por ejemplo, isocianatos.
Teratógeno: Un químico que causa defectos de nacimiento, por ejemplo, Talidomida.

Lesiones comunes debido a la exposición química

Las sustancias químicas y sustancias nocivas en el lugar de trabajo son responsables de un gran número de enfermedades crónicas y muertes que pueden ser imposibles de rastrear porque los síntomas aparecen a lo largo de muchos años en lugar de repentinamente. Otras lesiones incluyen:

Quemaduras
Erupciones
Garganta o lesiones pulmonares
Lesiones nerviosas y neurológicas

Consejos para ayudar a prevenir la exposición química

Sustituir sustancias irritantes en el lugar de trabajo con sustancias más amigables para la piel.
Implemente medidas técnicas para reducir el contacto con la piel, como maquinaria de capsulación para evitar salpicaduras en la piel.
Rotar las posiciones de trabajo entre los empleados para limitar la exposición más intensa a entornos hostiles.
Use equipo de protección personal como guantes y máscaras para evitar el contacto con la piel.

Después de que se descubrió que la exposición a largo plazo al asbesto tiene efectos duraderos en el cuerpo humano, OSHA implementó reglas que restringen la exposición química en el trabajo. Estas reglas regulan una serie de sustancias químicas que pueden estar presentes en el lugar de trabajo y proporcionan a los empleadores pautas para la capacitación de nuevos empleados.

¿Qué hacer si ha estado expuesto a productos químicos en el lugar de trabajo?

Si tiene motivos para creer que ha estado expuesto a una sustancia química en el lugar de trabajo, siga estos pasos:

Informe su exposición a un supervisor de inmediato
Explicar exactamente cómo se produjo su exposición
Obtenga los nombres de todas las personas que hayan presenciado su exposición y documéntelas.
Obtenga tratamiento médico si lo necesita
Asegúrese de explicarle a su proveedor de atención médica que estuvo expuesto a un químico tóxico.
Consulte a un abogado de exposición a productos químicos para que lo guíe en los siguientes pasos que debe seguir

Debido a que muchos de los síntomas relacionados con la exposición química también están asociados con otras afecciones médicas comunes, puede ser difícil conectar la enfermedad de un empleado con la exposición a productos químicos. Si sospecha que hay un químico tóxico dentro o cerca de su área de trabajo, debe alertar a su empleador y consultar con un médico. Documente qué síntomas está experimentando y cuándo comenzaron a ayudar a su proveedor de atención médica a relacionar sus problemas de salud con la exposición a productos químicos.

¿Cómo The Carlson Law Firm puede ayudar?

Si ha sido lesionado por exposición química, The Carlson Law Firm está lista para ayudarlo. Nuestros abogados con experiencia lo ayudarán a buscar una compensación justa por su dolor y sufrimiento, facturas médicas y otras pérdidas. Póngase en contacto con nosotros hoy. Estamos disponibles para usted 24/7.

Volver Arriba