skip to Main Content
Llámenos 800-359-5690 para una consulta GRATUITA | Realizar un Pago

La Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos protege a los ciudadanos de registros e incautaciones irrazonables. Sin embargo, todos los estadounidenses ven sus derechos violados en “intrusiones irrazonables por parte del gobierno”. Un tipo de búsqueda que suelen realizar los agentes de policía que es una excepción a la Cuarta Enmienda es una búsqueda con agentes caninos.

A lo largo de los años, la Corte Suprema ha interpretado la Cuarta Enmienda y el uso de perros antidrogas de manera que les da a los oficiales un margen de maniobra considerable. Sin embargo, existen protecciones que se pueden utilizar para disputar la validez de registros ilegales. Es vital comprender sus derechos cuando interactúa con la policía para protegerse.

¿Cuánto tiempo hace que la policía usa perros?

La policía ha estado utilizando perros durante más de 100 años. Sin embargo, su prevalencia no se convirtió en algo común en los Estados Unidos hasta la década de 1970. Los perros ayudan a la policía a rastrear a los fugitivos o personas desaparecidas, así como a detectar drogas ilegales y explosivos.

¿Cuáles son sus derechos cuando se trata de registro e incautación de K-9?

Para registrar su vehículo o residencia, un oficial debe tener una causa probable. Si bien los perros de drogas son estándar en la policía estadounidense, permiten a los agentes de policía crear una causa probable. Esto incluye momentos en los casos en que no existe.

Muchas personas no saben que pueden negar la búsqueda si un funcionario público solicita registrar su automóvil. Si dice que sí y da su consentimiento, es legal que el oficial registre su vehículo. Sin embargo, un oficial no necesita su consentimiento para permitir que un perro antidroga haga una búsqueda por olfateo del perímetro exterior de su automóvil. Si el perro alerta como resultado de la búsqueda, la alerta proporciona una causa probable para que el oficial de policía registre su vehículo sin su consentimiento.

Por lo general, si el oficial no tiene un perro policía, necesitará una sospecha razonable para continuar deteniéndolo por un período prolongado mientras espera que el perro antidroga llegue a la escena de la parada de tráfico. Durante este período, tiene derecho a determinar si puede irse preguntando: “Oficial, ¿soy libre de irme?”

Si el oficial se niega y lo detiene, usted tiene derecho a permanecer en silencio y negarse a dar su consentimiento para cualquier registro. Negarle a un oficial el permiso para registrar su vehículo o sus pertenencias no puede lastimarlo ni ser usado en su contra.

¿Cuáles son las reglas para los oficiales que usan perros antidrogas?

Los oficiales no tienen rienda suelta para registrar solo porque tienen un perro. Con esto en mente, existen reglas específicas que los oficiales deben seguir cuando llaman a un perro antidrogas, incluidas las siguientes:

La parada inicial debe ocurrir porque el oficial tiene una sospecha razonable de que está cometiendo un delito, como una infracción de tráfico, o como resultado de su deber de cuidado comunitario.

Un oficial no puede prolongar una parada de tráfico por una cantidad de tiempo irrazonable para esperar a que llegue un K-9.

Lo que se considera un retraso irrazonable es caso por caso. Sería mejor tener un gran abogado que pueda analizar su caso para determinar cuándo una parada de tráfico se ha prolongado de manera irrazonable.

La parada de tráfico de un oficial incluye verificar la licencia de conducir, el registro, el comprobante de seguro y la verificación de la orden judicial. El problema no es si el perro olfatea antes o después de que se haya emitido el boleto, sino si la espera del K-9 prolonga irrazonablemente la parada de tráfico.

Nunca consienta una búsqueda

Cuando lo detienen por una infracción de tránsito, es porque el oficial sospecha que está cometiendo un delito. Aún así, para registrar su vehículo, un oficial necesitará uno de los siguientes:

  • Tu consentimiento
  • Una orden de un juez
  • Causa probable

La regla general se estableció en el caso de la Corte Suprema de Rodríguez contra Estados Unidos. A menos que la policía tenga “sospechas razonables” de un delito, es inconstitucional prolongar irrazonablemente una parada de tráfico legal para realizar un olfateo de perros.

Suponga que el tribunal no encuentra una causa razonable que justifique una demora y los agentes de policía aún demoran su parada de tránsito, cualquier evidencia encontrada podría considerarse obtenida ilegalmente. Un abogado de defensa criminal puede argumentar para que se suprima esa evidencia y no se permita que se use en su contra. Cualquier persona que se enfrente a un cargo por drogas debe comunicarse con un abogado defensor penal lo antes posible. Esto le permitirá a su abogado comenzar a construir su defensa.

¿Cómo puede ayudar The Carlson Law Firm?

Es importante recordar que usted es inocente antes de que se demuestre su culpabilidad.

Si usted o un miembro de su familia creen que se ha violado su derecho de la Cuarta Enmienda, contáctenos hoy para una consulta gratuita. Un abogado penalista experimentado podrá guiarlo con todas las defensas disponibles que sean relevantes para su caso.

Consulta gratis: 866-243-8392

The Carlson Law Firm

The Carlson Law Firm has been representing and protecting clients in Texas and across the nation since 1976. During this time, we have built a reputation for success and have received numerous awards. Our firm is committed to delivering exceptional service and representation but more importantly, we provide you with an experienced team that has your back, one-hundred percent.

Volver Arriba